miércoles, 15 de agosto de 2012


Honor a quien honor merece, para mi  Julia Child fue una de las mejores, una diosa de la gastronomía americana y aun en la actualidad sigue estando vigente gracias a su legado culinario.
Al comienzo de los años 80 cuando residía en Los estados Unidos, tuve la oportunidad de ver sus programas de televisión, y siempre me fascino su amor, dedicación y talento por la cocina, era mágica, graciosa y refinada, logrando con todo esto y sus deliciosas recetas atraparnos de una manera impresionante a los que la seguíamos.


Julia Child, la mujer que revolucionó la cocina estadounidense

Cien años después de su nacimiento en 1912 y ocho después de su muerte en 2004, los estadounidenses no han perdido su apetito por las recetas y la vibrante personalidad de Child, inmortalizada por Meryl Streep en la película "Julie & Julia" (2009).

imageRotate
Meryl Streep en su rol de Julia Child en "Julia & Julie" (Archivo)

EL UNIVERSAL
miércoles 15 de agosto de 2012  08:41 AM
Washington.- Cuando Estados Unidos se enamoró de la televisión, Julia Child, una mujer de voz infantil y altura asombrosa, usó la pequeña pantalla para impulsar la buena cocina en un país que hoy celebra el que hubiera sido su 100 cumpleaños.

Casada con un diplomático, Julia Child no descubrió su pasión por la cocina hasta que probó un lenguado a la Meunière en 1948.

Fue toda una revelación que la llevó a convertirse en los años 60 en una de las primeras cocineras televisivas de Estados Unidos, una maestra de la sofisticación francesa en un país que empezaba a descubrir los congelados y la comida rápida.

Cien años después de su nacimiento en 1912 y ocho después de su muerte en 2004, los estadounidenses no han perdido su apetito por las recetas y la vibrante personalidad de Child, inmortalizada por Meryl Streep en la película "Julie & Julia" (2009).

Menús especiales en cien restaurantes de Estados Unidos, una nueva biografía y una retrospectiva televisiva son algunas de las actividades que marcan el centenario de una mujer cuyo primer libro, "Mastering the Art of French Cooking" (Perfeccionando el arte de la cocina francesa), se convirtió en un apoyo imprescindible para varias generaciones.

La cocina de su casa de Cambridge (Masachusets), en la que filmó sus últimos programas televisivos, se expone desde hoy en el Museo de Historia Estadounidense de Washington, tras ocho meses de reforma para ampliar el espacio de una atracción que mantiene a sus visitantes ensimismados en los cacharros y los programas de Julia.

"Era una fuerza de cambio muy significativa, que incitaba a la gente a probar cosas diferentes, a aprender cosas nuevas, y sobre todo, a disfrutar de los placeres de la mesa, con familia y amigos", dijo a Efe la comisaria de la exposición, Paula Johnson.

"Ese mensaje era muy diferente de otro mensaje que también estaba muy presente en nuestra cultura al mismo tiempo. En los 60, e incluso hoy, hay una tendencia de comer por el camino cualquier cosa que sea rápida", añadió.

Bajo la apariencia glamurosa de sus recetas francesas, Child buscaba transmitir la importancia de usar alimentos frescos, con una atención a la selección de los ingredientes que, cuarenta años después, ha dado pie a la fiebre por la comida orgánica.

Pero lo que verdaderamente hacía que el público de los 60 y 70 tomaran nota de sus recetas era, según su biógrafo Bob Spitz, su naturalidad y su eterna disposición a reírse de sí misma.

"Cuando Child trataba de dar la vuelta a una tortita y se le caía la mitad en el fogón, la devolvía a la sartén y decía a los espectadores: 'Si estáis solos en la cocina, siempre podéis recogerla. ¿Quién se va a enterar?", escribe Spitz en su nueva biografía "Dearie", que llega hoy a las librerías del país.

El teléfono de Child, expuesto en la cocina del museo, sonaba sin parar cada año en Acción de Gracias, cuando miles de personas buscaban su número en el listín telefónico para hacerle preguntas sobre cómo cocinar el pavo, a las que ella respondía "sin descanso", según Spitz.

La propia Meryl Streep se declaró admiradora de su personalidad durante la promoción de "Julie & Julia".

"¿Cómo definir esa cualidad que tienen solo algunas personas? Parecía estar feliz de estar viva cada día de su vida", señaló la actriz en una entrevista con The Charlie Rose Show en 2009.

Antes de tomar clases de cocina en "Le Cordon Bleu" de París, la comida era poco más que un "combustible" para Child, que también se convirtió en un ejemplo para los artistas tardíos de muchas disciplinas, de acuerdo con Spitz.

La cocinera, famosa también por su relación con los espías de la Guerra Fría dentro de la ya disuelta Oficina de Servicios Estratégicos (OSS, por su sigla en inglés), abogó además por la moderación en un país donde las porciones de los restaurantes le parecían "enormes".

"Cuando la gente la acusaba de comer demasiada carne roja y mantequilla y cosas con grasa, su respuesta era: todo con moderación", explicó Johnson.

Pese a sus cuatro décadas de experiencia en televisión, su medalla de la Legión de Honor francesa y la creación de una fundación para la excelencia culinaria, Child no empezó a verse como pionera hasta el final de su vida.

"Fui la persona correcta en el momento correcto", resumió en una entrevista en el Instituto Culinario Estadounidense en 1990.

domingo, 1 de julio de 2012

LOMOS DE PESCADO Y PASTA A LOS CUATRO QUESOS.


Otro domingo de pasta pero esta vez como acompañante de un delicioso pescadito.





 
 LOMOS DE PESCADO
INGREDIENTES:
4 porciones de róbalo cortado en pedazos gruesos (o cualquier otro pescado de tu preferencia)
Varias ramas de perejil picadito 
Ajo, sal y pimienta al gusto
3 cdas de mantequilla

 PREPARACION:
En un bolw pequeñito colocas la mantequilla, perejil, ajo, sal y  pimienta y mezcla hasta formar una pasta con la cual condimentaras las piezas de pescado, luego las colocas en una bandejita tapada con papel film y llevas a la nevera por un rato, para que tomen el gusto al condimento.
En una sartén grande con apenas un hilo de aceite de oliva ya que el pescado tiene la cubierta de la mantequilla condimentada, al estar bien caliente colocas las piezas de pescado y cocinas por ambos lados a fuego medio bajo hasta que queden doraditos, puedes hacerlo también a la parrilla si lo deseas.  No olvides que no debes dejar que el pescado se pase de cocción, solo debes cocinarlo hasta lograr dorarlo por ambos lados y  ahí en ese punto lo retiras del fuego, para que mantenga humedad en su interior.
Esta receta se puede acompañar de arroz, puré de papas y porque no también una rica ensaladita de tu preferencia, en mi caso yo lo comí con ensalada picadita de repollo y zanahorias con un aderezo sencillo y un arroz blanco, pero mi hijo que es amante de las pastas prefirió acompañar el pescado con una riquísima pasta a los cuatro quesos.

PASTA A LOS CUATRO QUESOS. (4 porciones)
INGREDIENTES:
Pasta de tu preferencia  bien sea larga o corta
1 lata pequeña de crema de leche
120 grs de queso Emmental
120 grs de queso Brie
120 grs de queso Parmesano
250 grs de queso crema Philadelphia
Sal y pimienta al gusto

PREPARACION:
Cuando ya tienes la pasta cocida al dente, la pasas por el colador  y reservas.
En una olla  grande derrite el queso crema con la crema de leche y cuando este comenzando a tomar calor, le vas a agregando los quesos a trocitos pequeñitos, la sal y la pimienta al gusto, revuelves enérgicamente hasta que todo se disuelva todo muy bien y se forme una crema espesa, le agregas sal y pimienta al gusto, apagas el fuego y es en ese instante, cuando le agregas la pasta, integrándola muy bien con la crema. Sirve de inmediato con una lluvia de queso parmesano rallado por encima y un poco mas de pimienta recién molida si lo deseas.

Esta deliciosa crema de quesos la puedes usar también, como crema base del fondeé, va perfecta para mojar los cuadraditos de carne, vegetales o pancitos, solo le adicionas perejil picadito y una cucharadita de páprika.

 
Esta imagen fue tomada de internet









Me han visto desde...